Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

AFIP: quienes están obligados a aceptar la tarjeta de débito

A partir de mayo existirá un cronograma progresivo para aceptar este medio de cobro en comercios.

(CABA) Como una de las medidas anunciadas a fines de febrero por la AFIP para impulsar los pagos con tarjeta de débito, el 30 de abril (cae domingo y el lunes es el feriado del Día del Trabajador) es el ultimátum para que se reciban pagos con débito de manera obligatoria en los comercios que hayan facturado cinco millones de pesos o más.

En junio, todos los negocios estarán obligados a tener su Pos.

Aunque la obligación ya regía por ley​ para comercios y prestadores de servicio, el “período de gracia” que termina en cuatro días es para controlar que eso se cumpla.

Como oficializó Alberto Abad, titular de la AFIP, a fines de febrero, aquellos que aún no cuenten con terminales posnet -desde restaurantes y comercios hasta médicos y clubes- tendrán descuentos para su alquiler.

El objetivo, dijo Abad, es combatir las ventas en negro y “que muchos del efectivo para mantenerse en la informalidad”.

Así, el ente recaudador se reunió con cámaras empresarias y estableciendo las siguientes medidas:

  1. Los monotributistas que instalen el posnet para cobrar con tarjeta de débito no tendrán costo por el alquiler del dispositivo por 2 años. Las empresas hoy cobran en promedio unos $400 mensuales por el uso de sus terminales. Este beneficio se suma al que ya tienen hoy estos contribuyentes que no pagan comisiones transaccionales en operaciones con débito.
  2. Los inscriptos en el IVA que instalen el aparato para cobrar con tarjeta de débito tendrán bonificaciones en el costo por el alquiler del dispositivo. Estos descuentos van desde el 50% por 6 meses, o incluso la gratuidad hasta 2 años, dependiendo el proveedor del servicio, según informó Abad. Para ellos el costo por cada transacción que realicen con débito seguirá siendo del 1,5%.
  3. Para pequeños y grandes comercios y prestadores de servicio habrá una reducción del 50% en las retenciones que se realizan a cuenta de IVA y ganancias en todas las operaciones con tarjetas de débito.

El tiempo límite en el caso de profesionales, prestadores de servicios vinculados a la salud, cultura, deportes o entretenimientos es el 31 de julio.

“Vamos a salir periódicamente hacer visitas con inspectores. Aplicaremos tarjeta amarilla a quien incumpla, las advertencias llegarán antes que las multas”, cerró Abad tras el anuncio. Las sanciones van desde $300 hasta $30.000 además de la clausura de hasta 10 días.

Para los consumidores no existirá un monto mínimo de compra y las únicas operaciones exceptuadas del débito son las menores a $ 10, o en localidades de menos de 10.000 habitantes.

MG

FUENTE: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario