Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Aeroparque: continúan las demoras por el paro de controladores

Los controladores aéreos mantienen una medida de fuerza por una salarial y de las condiciones de trabajo, que complica la salida de vuelos, en el aeroparque metropolitano. (Ciudad de Buenos Aires) El Aeroparque Jorge Newbery, funcionaba esta mañana con un esquema de emergencia dispuesto por las compañías aéreas, ante la medida de fuerza que realiza el gremio los controladores aéreos y que ocasiona demoras en los despegues y aterrizajes. Aerolíneas Argentinas...

Los controladores aéreos mantienen una medida de fuerza por una salarial y de las condiciones de trabajo, que complica la salida de vuelos, en el aeroparque metropolitano.

(Ciudad de Buenos Aires) El Aeroparque Jorge Newbery, funcionaba esta mañana con un esquema de emergencia dispuesto por las compañías aéreas, ante la medida de fuerza que realiza el gremio los controladores aéreos y que ocasiona demoras en los despegues y aterrizajes.

Aerolíneas Argentinas y Austral operaban con un diagrama que contempla la partida de algunos vuelos desde Ezeiza y otros desde Aeroparque, en tanto que LAN, Andes, Buquebus y SOL lo hacen solamente desde la estación aérea metropolitana.

El desdoblamiento de las operaciones de la aerolínea de bandera, fue tomada para garantizar el servicio a sus pasajeros y evitarles molestias y esperas innecesarias, informaron fuentes de la compañía.

Los pasajeros de Aerolíneas y Austral que se presenten en Aeroparque, pero cuyos vuelos despeguen desde Ezeiza, serán trasladados en micro desde una terminal aérea a otra y lo mismo ocurrirá con los pasajeros que arriban a Ezeiza, señalaron las fuentes.

Las demoras en los vuelos son ocasionadas por una medida gremial por parte de un sector de los controladores que reclaman mejoras en los salarios y en las condiciones de trabajo y consiste en separar los despegues y sobre todo los aterrizajes, con una diferencia de tiempo superior a la habitual.

Según indicó a Télam una fuente del Aeropuerto, normalmente se registra en Aeroparque un despegue y un aterrizaje cada dos o tres minutos, lo que implica que despega un avión cada cinco minutos y aterriza otro en el mismo lapso.

La medida de los controladores amplía este espacio entre aeronaves a diez o quince minutos, lo que provoca en muchos casos una espera en el aire de a veces hasta una hora o más, lo que en algunos casos obliga al comandante del avión a tomar la decisión de derivar a Ezeiza.

Los mayores contratiempos se registran a partir de media mañana o después del mediodía, ya que la demora en los aterrizajes de los vuelos que provienen del interior, conlleva a la demora en las partidas de los servicios que las compañías tienen previsto utilizando esos aviones demorados, formándose así una cadena que en muchos casos obliga a la reprogramación y a veces, hasta a la cancelación.

A raíz de esta situación, las compañías aéreas recomendaron a sus pasajeros consultar con sus respectivos call center o páginas web para evitar mayores contratiempos.

Comentarios

Ingresa tu comentario