Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Acusando “censura”, Burstein lo miró por la TV… y desde la TV

Sergio Burstein, indiscutido referente de la lucha por Justicia en AMIA, devenido en ferviente kichnerista, no pudo participar del acto por los 18 años del atentado la mutual judía, acusado de utilizar el palco de las víctimas en función de interés políticos eleccionarios. (Ciudad de Buenos Aires) Guillermo Borger, único orador del acto, renovó su reclamo de Justicia, hizo incapié en ese reclamo y repasó la situación actual de la...

Sergio Burstein, indiscutido referente de la lucha por Justicia en AMIA, devenido en ferviente kichnerista, no pudo participar del acto por los 18 años del atentado la mutual judía, acusado de utilizar el palco de las víctimas en función de interés políticos eleccionarios.

(Ciudad de Buenos Aires) Guillermo Borger, único orador del acto, renovó su reclamo de Justicia, hizo incapié en ese reclamo y repasó la situación actual de la investigación y reconoció el trabajo realizado por el ex presidente Néstor Kirchner y la presidenta Cristina y destacó recientes encuentros con funcionarios del Gobierno nacional.

Sin embargo, Burstein y allegados, quienes estarán al mediodía en la Legislatura porteña para hablar en su homenaje a las víctimas, difundieron un comunicado titulado “Hoy nos censuran” en donde se acusa a las entidades comunitarias de haberse “complotado” para “excluirlos del palco” y así “evitar que denunciemos a sus amigos”. O obstante, cerquita del senador por la Capital Daniel Filmus, un hombre protestó a los gritos reclamo por la “comisión interna” que lidera Burstein.

“Muchos integrantes de esas Instituciones son socios del silencio. Les alcanza con ´Alimentar la Memoria´ y reclamar Justicia en forma tibia y cobarde para no enfrentarse a los poderosos. Quieren silenciarnos porque tienen miedo de lo que decimos. Actúan en defensa propia”, opinaron desde la agrupación denominada “Asociación 18 de Julio”.

Y tras una larga lista de cuestionamientos, los críticos añadieron: “Podrán sacarnos del palco. Pero no podrán enterrar esta voz”.

Necesitado de cámara, Burstein participó ayer del programa ultra oficialista 678 para marcarle la cancha al tradicional acto de las víctimas que él defiende. Llamativamente, 678 cambió su agenda habitual y omitió criticar a Mauricio Macri -cosa que hace a diario, sobre todo en horas como las actuales, de tanto fuego cruzado entre Nación y Ciudad- quizás para no generar nuevos archivos televisivos que comprometan más a Burstein. Una operación de esas que 678 y la maquinaria mediática K tiene acostumbrada a la ciudadanía.

Comentarios

Ingresa tu comentario