Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Acusan a Severo de realizar un “autoatentado”

Ferrobaires involucró a Alfonso Severo en siete causas judiciales y lo culpó de “autoatentado”. Foto: DyN (Ciudad de Buenos Aires) La empresa estatal Ferrobaires apuntó hoy contra Alfonso Severo, el ex empleado ferroviario y testigo en el juicio por el crimen de Mariano Ferreyra que desapareció ayer, al asegurar que está denunciado en siete causas judiciales distintas por las que fue despedido de la empresa. “[Severo] se encuentra actualmente despedido...

Ferrobaires involucró a Alfonso Severo en siete causas judiciales y lo culpó de “autoatentado”.

Foto: DyN

(Ciudad de Buenos Aires) La empresa estatal Ferrobaires apuntó hoy contra Alfonso Severo, el ex empleado ferroviario y testigo en el juicio por el crimen de Mariano Ferreyra que desapareció ayer, al asegurar que está denunciado en siete causas judiciales distintas por las que fue despedido de la empresa.

“[Severo] se encuentra actualmente despedido de este organismo en virtud las gravísimas injurias laborales cometidas por el mismo que hicieron absolutamente imposible la prosecución del vínculo laboral”, señaló un comunicado de prensa difundido por Ferrobaires, sin informar la fecha en que fue desvinculado de su puesto. Además, acusó al ex ferroviario y a su hijo Gastón de “difamar” contra la firma.

En la investigación por el asesinato del militante del Partido Obrero, Severo implicó a la Unión Ferroviaria (UF) y a Ferrobaires. Dijo que, un día antes del crimen de Ferreyra, un delegado del gremio convocó al personal de la empresa estatal para impedir que los tercearizados corten las vías y aseguró que gente de Ferrobaires escondían armas en un edificio de la firma en Hornos 97. También involucró a la compañía de un atentado en su domicilio.

Para Ferrobaires, ese hecho fue efectuado por Severo, en base a la declaración de un testigo reservado. “Fue el propio Severo quien dio la orden para que pudieran tirotear su domicilio tras esperar que la gente del barrio se fuera a dormir”, expresa el comunicado.

En el parte, la empresa enumeró las siete causas en las que Severo está acusado por amenazas, abuso de armas y lesiones.

La primera causa es la N° 68.850/07, en trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 47, por el supuesto desvío de fondos de la empresa ferroviaria en beneficio propio. Según el documento de Ferrobaires, Severo -que trabajaba como gerente- “simuló contrataciones de servicios y compras de productos que nunca se cumplieron”.

El testigo clave en el caso Mariano Ferreyra también está procesado por participar en desmanes y amenazar a empleados ferroviarios, junto a 18 personas, en la estación Constitución, el 14 de septiembre de 2002. La causa es la N° 2557, en trámite por el Tribunal Oral en lo Criminal Nacional N° 11, especifica el comunicado.

Severo también debe enfrentar un juicio oral junto a su hijo Gastón -que ayer había denunciado su desaparición- por protagonizar una manifestación el 8 de febrero de 2007 también en el interior del hall central de la estación Constitución. Según la denuncia de Ferrobaires, Severo e hijo ocasionaron daños “con barras de hierro”. La causa es la N° 12.335 y está radicada en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 2.

Otra imputación contra el ex ferroviario integra la causa N° 51.660/09, en trámite por ante el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 47, en la que -afirma el parte oficial- “20 empleados [de Ferrobaires] declararon que Severo les retuvo las tarjetas de débito, necesarias para el cobro de sus haberes, obligándolos a firmar recibos de sueldo por montos muy superiores a los que les entregaba en mano bajo amenaza de dejarlos sin empleo si no accedían a ello”.

Severo también está imputado en el marco del expediente N° 3554 en trámite ante el Tribunal Oral en lo Criminal N° 21 por “abuso de armas y lesiones recíprocas” el 19 de agosto de 2009, en las oficinas de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial.

La sexta investigación en su contra es por delito de “provisión de arma de fuego a quien no acreditare la calidad de legítimo usuario, agravado por la habitualidad”, en la Causa N° 3279 del Tribunal Oral en lo Criminal N° 5 de Lomas de Zamora.

La última denuncia que detalla el comunicado de Ferrobaires es una realizada por la propia esposa de Severo, Silvia Nuñez, por “amenazas calificadas” el 17 de diciembre de 2008, radicada en la UFI N° 18 de Lomas de Zamora con el número 902.205.

Comentarios

Ingresa tu comentario