Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Acusado de politizar el dolor, impiden a Burstein ser orador en el acto de AMIA

El dirigente de la AMIA Luis Burstein, ligado al kirchnerismo, había criticado con dureza al macrismo frente a la presidenta Cristina Kirchner durante el acto de 2011. Para este miércoles, la mesa directiva decidió limitar el “bochornoso” comportamiento de Burstein. La comisión directiva de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) excluyó a Sergio Burstein, el conocido miembro de la agrupación de Familiares de Víctimas del Atentado a la mutual judía, del...

El dirigente de la AMIA Luis Burstein, ligado al kirchnerismo, había criticado con dureza al macrismo frente a la presidenta Cristina Kirchner durante el acto de 2011. Para este miércoles, la mesa directiva decidió limitar el “bochornoso” comportamiento de Burstein.

20120716-115450.jpg

La comisión directiva de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) excluyó a Sergio Burstein, el conocido miembro de la agrupación de Familiares de Víctimas del Atentado a la mutual judía, del acto del miércoles 18 de julio, para volver a repudiar y pedir justicia por el atentado terrorista que en 1994 derrumbó su sede de Pasteur al 600, y dejó 85 muertos.

La decisión se enraíza en el papel protagónico que tuvo Burstein en el acto de 2011. Figura tradicional de los aniversarios del atentado, Burstein se fue ligando cada vez más al kirchnerismo al punto de participar de actos presidenciales que nada tenían que ver con la causa ni con la colectividad judía.

Pero el detonante tuvo lugar cuando como orador el 18 de julio de 2011, frente la presidente Cristina Kirchner y su gabinete se despachó con fuertes críticas al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, el rabino Sergio Bergman, macrista y de fuerte influencia en la AMIA, y contra el periodista José Eliaschev. Faltaban entonces dos semanas de la segunda vuelta de las elecciones porteñas en la que finalmente Macri fue reelecto.

Según consignó dias atrás, el diario Clarín pudo confirmar lo que ya era vox populi y se refleja en los folletos distribuidos por AMIA en las redes sociales para anunciar su nuevo acto: Burstein y su círculo -”los llamados familiares institucionalizados”, o “18-J” por el día del ataque del 18 de julio de 1994- no figuran. En diálogo con el diario de Héctor Magnetto, José Scaliter, miembro de la dirección de AMIA, confirmó que la decisión se había tomado “no” en función de la posición que pueda tener Burstein en su vida privada sino por “ haber utilizado el palco para dar un discurso político en el que agredió a varios miembros de la comunidad, lo que fue bochornoso”.

También el líder el espiritual del Bloque Unido Religioso, que gobierna hoy la AMIA, el rabino Shmuel Levin, confirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que el acto de este año iba a ser organizado únicamente por dicha entidad. Scaliter informó a su vez que confirmado como orador hasta ahora sólo figura el presidente de AMIA, Guillermo Borger y que también subirán al palco 18 jóvenes que nacieron en 1994, año del atentado.

Leerá cada uno un párrafo de un documento. Será un grupo interreligioso, lo que busca recordar que el atentado fue contra la sociedad argentina y no contra la comunidad judía. También se esperan que los familiares, que no sean del círculo de Burstein consensúen un texto que uno de ellos podría leer ante el público, invitado el 18 a pasteur al 600. Hasta ahora ninguna autoridad nacional confirmó su presencia.

Comentarios

Ingresa tu comentario