Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Acusaciones cruzadas entre la Ciudad y Aysa por la rotura de un caño de agua y un gigantesco pozo en Villa Devoto

El Gobierno porteño y la empresa Aysa se cruzaron responsabilidades en relación a un gigantesco pozo en el pavimento en la avenida Beiró y Lamarca, que originó la rotura de un caño de agua en pleno temporal en la ciudad. Crédito foto: Clarín (Ciudad de Buenos Aires) La empresa que provee agua potable aclaró este martes que “el motivo del mencionado hundimiento fue producto del desborde de los desagües pluviales de...

El Gobierno porteño y la empresa Aysa se cruzaron responsabilidades en relación a un gigantesco pozo en el pavimento en la avenida Beiró y Lamarca, que originó la rotura de un caño de agua en pleno temporal en la ciudad.

Crédito foto: Clarín
Crédito foto: Clarín

(Ciudad de Buenos Aires) La empresa que provee agua potable aclaró este martes que “el motivo del mencionado hundimiento fue producto del desborde de los desagües pluviales de la zona”.

“Los pluviales, cuyo mantenimiento es responsabilidad del Gobierno de la Ciudad, desbordaron como consecuencia de las inundaciones del 2 de abril y socavaron el terreno, lo cual provocó el desplome del pavimento y la rotura de un caño de distribución de agua de 200mm.”, indicó la empresa.

En un comunicado de prensa, Aysa explicó que “el sábado 6 al mediodía, se realizó el reemplazo y rehabilitación de la cañería” y aclaró que “el evento no generó cortes de suministro, sino sólo baja presión para algunos vecinos frentistas de la zona por un lapso de 24 horas”.

También explicó que este martes que “el pozo se encuentra tapado con tosca en su totalidad y que en el día de ayer (por el lunes) se ejecutó la sub base de hormigón y mañana miércoles, se reemplazará la capa asfáltica”.

Además, informó que “el tránsito se rehabilitará el mismo día miércoles en horas de la tarde”.

“Los sumideros y desagües pluviales son responsabilidad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y que su falta de mantenimiento no sólo afecta la calzada, provocando hundimientos como el de la Avenida Beiró, sino que también provoca daños a instalaciones importantes de la red de AySA, tal cual ha ocurrido en esta ocasión”, indicó la empresa.

Aysa salió a aclarar el tema “frente a informaciones erróneas e infundadas emitidas por el Ministerio de Espacio Público y Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires”, relativas al gigantesco pozo en avenida Beiró y Emilio Lamarca.

Noticias Argentinas

Comentarios

Ingresa tu comentario