Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Aburridos vaivenes en la relación política entre Macri y Scioli

En medio de la tensión de los últimos días, el jefe de Gobierno porteño habría llamado al Gobernador para proponerle, a “Lasie”, un pacto de no agresión. (Ciudad de Buenos Aires) “Disculpame vos”, “No, vos disculpame” habría sido todo el contenido de la comunicación según pudo saber Jaime Rosemberg, periodista de La Nación y Radio Mitre, con catre y frazada propia en Bolívar 1. Asi fue que tras el llamado...

En medio de la tensión de los últimos días, el jefe de Gobierno porteño habría llamado al Gobernador para proponerle, a “Lasie”, un pacto de no agresión.

(Ciudad de Buenos Aires) “Disculpame vos”, “No, vos disculpame” habría sido todo el contenido de la comunicación según pudo saber Jaime Rosemberg, periodista de La Nación y Radio Mitre, con catre y frazada propia en Bolívar 1.

Asi fue que tras el llamado de Macri, dirigentes del PRO con sangre caliente se vieron forzados a cambiar sus posiciones.

El legislador Cristian Ritondo, por caso, quien había llamado “felpudo” a Scioli, y lo acusó de “someterse” a los dictados de la presidenta Cristina Kirchner, y el intendente de Vicente Lopez, Jorge Macri, que había afirmado: “Scioli gestiona muy mal, de eso no hay dudas”, lo calificó de “gobernador ausente” y le endilgó “tener como prioridad la pauta publicitaria y la construcción de su imagen por encima de los problemas de la gente”, ahora estarían camino a retractarse, siempre según los dichos de Rosemberg, quien habría confesado esto ultimo mientras tomaba el primer mate de la mañana que le ceba bien calentito el ordenanza de la Jefatura porteña.

Tres fuentes del gabinete porteño y una de su par bonaerense confirmaron que Ritondo y Jorge Macri se comunicaron con funcionarios cercanos a Scioli para bajar el tono de la confrontación. Lo hicieron en las últimas horas, después del enojo del gobernador con las críticas y de algunos números que llegaron a Bolívar 1″, consigna el diario La Nación.

Más alla de las amables formas, los problemas que acucian a Nación y Provincia, y que tiene correspondencia y origen en diferencias políticas que involucran la mano negra de Nación. En ese marco, Scioli intimó el viernes a Macri a reducir a la mitad y en treinta días la cantidad de residuos que llega al Ceamse, meta que la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, calificó ayer de “imposible de cumplir”.

Comentarios

Ingresa tu comentario