Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Abrirá en Buenos Aires el primer bar con impresoras 3D

Ubicado en el barrio de Palermo, desde el próximo 12 de agosto “3D Lab Fab&Café” pondrá a disposición de sus clientes 10 tipos diferentes de impresoras y una incubadora de proyectos. (CABA) A la manera de los ya habituales cyber-cafés que forman parte del paisaje urbano de muchas ciudades, el próximo lunes se sumará al paisaje porteño una original alternativa que propone la impresión de objetos con impresoras 3D. Quienes...

Ubicado en el barrio de Palermo, desde el próximo 12 de agosto “3D Lab Fab&Café” pondrá a disposición de sus clientes 10 tipos diferentes de impresoras y una incubadora de proyectos.

Una-impresora-3D-para-el-hogar

(CABA) A la manera de los ya habituales cyber-cafés que forman parte del paisaje urbano de muchas ciudades, el próximo lunes se sumará al paisaje porteño una original alternativa que propone la impresión de objetos con impresoras 3D.

Quienes lleguen al local podrán elegir, en una biblioteca de modelos abierta al público, distintos diseños que van desde peines, muñecos y tazas hasta pulseras o lámparas. Además, el local cuenta con la asistencia de diseñadores para ayudar a los clientes a crear el objeto deseado.

Rodrigo Pérez Weiss, fundador del 3D Lab Fab&Café, anticipó en diálogo con Télam que también abrirán un nuevo espacio en el Distrito Federal de México, a principios del próximo año, y están en conversaciones para la apertura de una sucursal en Barcelona, España.

Mientras buscan proyectarse a otras ciudades del mundo, su primer local abrirá sus puertas el próximo 12 de agosto en el barrio de Palermo, Buenos Aires. “Somos el primer bar del mundo con 10 impresoras 3D”, aseguró Weiss.

Además del servicio de impresión, el joven empresario adelantó también que lanzará en el mismo local “Incubadora 3D Lab”, un emprendimiento con el que busca seleccionar e impulsar proyectos que tengan que ver con el mundo de la impresión 3D. Pueden ser diseños de objetos o proyectos sociales. Por ejemplo, alguien hace el diseño de una prótesis para una mano -que en realidad es un archivo- y se lo puede mandar a cualquier persona del mundo sin costo adicional”.

“Con la Incubadora queremos tratar de generar proyectos quizá no tanto comerciales, sino más bien sociales o que vengan a cambiar algún paradigma”, sostuvo Weiss.

Los 10 modelos de impresoras con los que contará el local porteño, estarán a la venta y allí mismo se ofrecerá servicio técnico, venta de insumos y cursos para los interesados en iniciarse en la impresión de objetos 3D.

Las impresoras son de distintos tipos y marcas, según explicó Weiss. “Las diferencias son de tamaño, precio, calidad de fabricación y, principalmente, en el sistema de impresión. Nosotros vamos a tener dos: una de resina que se llama DLP (Direct Light Projection, su nombre en inglés) y todas las demás, las otras 9, son del sistema FDM (Fused deposition modeling) que toma un carrete de hilo plástico y lo derrite para crear objetos. Las otras, las de resina, trabajan a partir de un líquido, una resina fotosensible”, sostuvo.

Los costos de los objetos que se impriman en el bar variarán de acuerdo a los materiales y las distintas calidades de impresión: se cobra por tiempo y cada hora ronda los 100 pesos. Para tener una idea, un vaso puede demorar unas 3 horas en imprimirse, mientras que cuatro anillos se pueden crear en media hora

Comentarios

Ingresa tu comentario