Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

El ABL porteño aumentará un 20% en promedio durante 2018

Fue aprobado por la Legislatura. Por otro lado les bajarán Ingresos Brutos a las industrias.

(CABA) La Legislatura votó ayer el proyecto de Presupuesto 2018 enviado por el Ejecutivo porteño, por un total de $ 222.383 millones. También fueron sancionados el Código Fiscal y la Ley Tarifaria, cuyos puntos claves son la baja en los Ingresos Brutos para las industrias y una nueva suba promedio del 20% del ABL.

La tasa inmobiliaria continuará con el régimen de actualización que se usa desde 2011, para progresivamente ir logrando que los dueños de propiedades paguen en proporción a lo que realmente valen sus inmuebles en el mercado. Para aliviar el impacto, se fijó un límite del 23,4% en el incremento. Esto representa una baja en el índice, ya que para este año el promedio fue del 30%, con un techo del 38%.

Del total de 1.880.000 partidas que emite el fisco, la mitad abonará entre $ 50 y $ 75 más por mes, el 35% tendrá un aumento de $ 50 mensuales, y el 15% restante pagará más de $ 75 pero no más que el 23,4% de suba respecto de lo que le facturaron este año.

Por otra parte, las boletas de Patentes también llegarán con un 20% de aumento en promedio, aunque en este caso se debe al incremento en los precios de los automotores, porque el Estado cobra el 3,2% anual del valor del vehículo (dividido en cuotas).

El Presupuesto fue aprobado con 32 votos a favor (del interbloque oficialista Vamos Juntos), 13 en contra (FpV y los partidos de izquierda) y 14 abstenciones (del peronismo, el Frente Renovador y SUMA+), tras un debate de tres horas. Los fondos votados representan un aumento de casi el 20% respecto a los que fueran asignados para este año. Para ello se estima un crecimiento del 3,5% en la economía porteña y se calcula una inflación anual del 12%.

Esta previsión fue criticada por el legislador del Frente de Izquierda, Marcelo Ramal, que votó en contra. “El Presupuesto presentado subestima la inflación, sosteniendo la hipótesis del 12%, cuando la real, sólo por los tarifazos previstos, la superará ampliamente”.

En cambio, para la vicepresidenta 1° de la Legislatura, Carmen Polledo, el Presupuesto “es un reflejo de la Ciudad que queremos, porque destina la mitad del dinero a la inversión social, tiene una fuerte apuesta a la obra pública y aumenta las partidas en seguridad”.

Las votaciones del Código Fiscal y la Ley Tarifaria, las normas que establecen los impuestos, fueron más holgadas para el oficialismo. Consiguió 43 votos a favor, 15 en contra (FpV, PJ y la izquierda) y una abstención del socialista Adrián Camps.

La novedad en ese marco es la baja notable de la alícuota de Ingresos Brutos que pagan las industrias de otras jurisdicciones que venden en la Ciudad. El objetivo es eliminar las diferencias que hoy existen entre aquellas que se ubican en suelo porteño y las que no, que son alcanzadas por alícuotas hasta cuatro veces superiores. Esta modificación va en línea con la Reforma Fiscal que impulsa el Gobierno nacional.

La Ley Fiscal también beneficia a los pequeños comercios inscriptos en el Régimen Simplificado de Ingresos Brutos. Es que el tope de la categoría más alta subirá de $ 400.000 a $ 700.000, por lo que unos 10.000 contribuyentes podrán entrar a este sistema.

En materia social, 53% del gasto será destinado a áreas como Salud y Educación. Fue en este punto en el que el bloque SUMA+, que responde a Martín Lousteau, basó sus críticas: se abstuvo en la votación, con el argumento de que, con este plan, el gasto en materia educativa caerá un 2,6% en términos reales.

En los últimos años tanto educación como salud no fueron prioritarias a la hora de elaborar los presupuestos. Esas áreas crecieron en términos reales a un ritmo que es de apenas un tercio del registrado por el gasto total entre 2007 y 2017”, explicó la legisladora Natalia Fidel, de ese espacio.

El FpV directamente votó en contra. “Es un presupuesto de la deuda y el ajuste porque el aumento tiene más que ver con los vencimientos de la deuda pública que con inversión para áreas sociales como Vivienda, Salud o Educación”, sostuvo el diputado Javier Andrade.

En tanto, para el área Seguridad se destinarán $ 34.629 millones, casi 15% más que este año, que irán a mejoras en las comisarías y tecnología para la Policía de la Ciudad.

Para obras de infraestructura, por su parte, se prevé una inversión de $ 39.377 millones, por ejemplo para la finalización de la estación Facultad de Derecho del subte H y también para mejoras en la frecuencia de las otras líneas de la red.

Los días previos a la votación fueron tensos en la Legislatura. El martes, el jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel daba su informe de gestión cuando los trabajadores legislativos irrumpieron en el hall de entrada al recinto al ritmo de bombos y cantos y hasta cortaron la luz, en reclamo de una recomposición salarial. Se pasó a un cuarto intermedio que duró más de cuatro horas. Según fuentes de los gremios UPCN, ATE y SUTECBA, la negociación con el vicejefe de Gobierno porteño y presidente de la Legislatura, Diego Santilli, está abierta. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario