Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

A limpiar se ha dicho

Luego de los disturbios ocacionados cerca de la embajada británica a causa del aniversario de Malvinas, calificado por la presidenta Cristina como un verdadero “acto de vandalismo”, varios trabajadores del Gobierno de la Ciudad limipiaron las paredes de los edficios que habían sido afectados. Escribe Sofía Quilici La organización estuvo encabezada por el Presidente de la Junta Comunal N° 2 de Recoleta, Facundo Carrillo, quién junto a otras personas se...

Luego de los disturbios ocacionados cerca de la embajada británica a causa del aniversario de Malvinas, calificado por la presidenta Cristina como un verdadero “acto de vandalismo”, varios trabajadores del Gobierno de la Ciudad limipiaron las paredes de los edficios que habían sido afectados.


Escribe Sofía Quilici
La organización estuvo encabezada por el Presidente de la Junta Comunal N° 2 de Recoleta, Facundo Carrillo, quién junto a otras personas se encargaron de reparar los daños causados por los grafittis y pinturas durante el acto del 2 de abril.
“Estuvimos trabajando en la recuperación de los frentes de varios edificios dañados durante la protesta del lunes en los alrededores de la Embajada Británica”, explicó Carrillo.
Varios de los vecinos damnificados expresaron su molestia al igual que el titular, quién señaló que perjudicando a los ciudadanos y dañando al país no se puede hacer patria.
El lunes, durante un acto en homenaje a los treinta años de la guerra de Malvinas, militantes de izquierda se enfrentaron con la policía y produjeron daños en los edificios ubicados en los alrededores de las avenidas Pueyrredón y Las Heras.

Comentarios

Ingresa tu comentario