Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

A 50 años del bypass, la técnica desarrollada por Favaloro que revolucionó la cardiología

Hoy se usa en cuadros complejos y representa el 30% de las operaciones cardíacas.

(CABA) El 9 de mayo de 1967, en la Cleveland Clinic (Estados Unidos), una mujer de 51 años era operada con una nueva técnica, el bypass aortocoronario. Al frente del equipo médico estaba el cirujano argentino René Favaloro. La operación fue un éxito, la técnica fue mejorada, y aún hoy, 50 años después, el bypass sigue vigente y se lo usa en los cuadros más complicados.

Favaloro quedó en la historia como el hombre que revolucionó la cardiología. “Héroe mundial que cambió parte de la medicina moderna y revolucionó la medicina cardíaca”, se leía en el New York Times en 1992.

Treinta años antes había tomado la decisión de viajar a los Estados Unidos para perfeccionarse. Sus ideas giraban en torno a las cirugías de revascularización miocárdica. Se usaban dos técnicas: los implantes de arteria mamaria interna y las reparaciones de obstrucciones localizadas con la técnica de parche de pericardio o de interposición de vena safena. En el 66 realizó por primera vez la disección de las arterias mamarias internas. Para esta operación diseñó un estabilizador especial al que se bautizó como “Favaloro retractor“ y hoy se sigue usando en todo el mundo.

Entonces fue cuando pensó que podía operar y usar la vena safena de la pierna como si fuera un parche en cirugías a pacientes con anginas de pecho, ataques cardíacos y arterias obstruidas Lo hizo, fue un éxito, lo mejoró, y en 1968 en la Cleveland Clinic ya se usaba el bypass en forma sistemática. Favaloro se hacía famoso y enseñaba su experiencia en congresos a los que iban cardiólogos de todo el mundo. También escribió un libro: “Tratamiento quirúrgico de la arteriosclerosis coronaria”. En el 71 volvió a la Argentina y continuó su tarea en asistencia médica, investigación básica, clínica y docencia.


En 1992 creó el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, hoy convertida en una institución de prestigio internacional: “Hace medio siglo la genialidad de Favaloro y el trabajo en equipo con cardiólogos e intervencionistas cambiaron la historia de la cardiología para siempre. Con ese espíritu tratamos de mantener vigente su legado en el Instituto que él creó hace 25 años y que tengo el honor y la responsabilidad de dirigir”, dice Oscar Mendiz.

Sobre el bypass, Mendiz asegura que “lo destacable es que se siga haciendo hoy prácticamente como la hacía él hace 50 años”. De todas maneras, habla de las diferencias durante y después de las cirugías: ahora se han acortado los tiempos de la intervención y la recuperación. Mendiz también recuerda la primera operación en el Instituto, 25 años atrás. Llegó un señor a la guardia. Tenía unos 60 años y vivía en el conurbano. Dijo entonces que había visto a Favaloro en el programa de Mirtha Legrand, donde el especialista había explicada qué tipo de intervenciones se podían realizar y que podían ser gratuitas. El señor tenía una lesión del tronco de la coronaria izquierda. Y lo operaron. Sólo allí se hicieron 13.300 de estas intervenciones en los últimos 25 años.

Aún hoy se hacen dos bypass por día en el instituto, representan el 30% de las intervenciones cardiovasculares. Los pacientes suelen ser añosos, diabéticos, con enfermedades vasculares, es decir, pacientes complejos. Dice Mendiz sobre los 50 años del bypass: “Se ve que era más una cuestión de arte que de tecnología”. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario