Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

A 25 años de la visita de Juan Pablo II al país, exhiben sus objetos personales en una muestra

Por primera vez, llega a la Argentina la exhibición de objetos personales originales del papa Juan Pablo II, pertenecientes a la colección de los Museos Arquidiocesano de Cracovia y del Vaticano, desde el viernes en el Centro Municipal de Exposiciones. (Ciudad de Buenos Aires – Télam) Se trata de un itinerario emotivo y didáctico por la vida de Karol Wojtyla (1920-2005) a través de más de 140 objetos personales que...

Por primera vez, llega a la Argentina la exhibición de objetos personales originales del papa Juan Pablo II, pertenecientes a la colección de los Museos Arquidiocesano de Cracovia y del Vaticano, desde el viernes en el Centro Municipal de Exposiciones.

(Ciudad de Buenos Aires – Télam) Se trata de un itinerario emotivo y didáctico por la vida de Karol Wojtyla (1920-2005) a través de más de 140 objetos personales que representan los momentos más significativos como su infancia en Polonia, su proclamación como Papa y sus 27 años de Pontificado.

La muestra, recién llegada de México, coincide con el 25 aniversario de la última visita del Papa a la Argentina y luego de su permanencia en nuestro país viajará hacia Chile, Ecuador y Brasil, para la Semana Mundial de la Juventud.

Podrá verse todos los días de 9 a 22 en Figueroa Alcorta y Pueyrredón.

Sus documentos personales, el traje que usó cuando lo nombraron Cardenal, rosarios, sus zapatos, su bicicleta, su ropa de escalar, sus esquíes y una colección única de fotografías originales inéditas -tomadas por el fotógrafo privado del Palacio Vaticano- son algunas de las piezas que se exhibirán.

“No tengas miedo” (have no fear) es el nombre de la exposición que “alude al discurso proclamado por Juan Pablo II en Plaza San Pedro cuando asumió como máximo jerarca de la Iglesia Católica”, explica a Télam el italiano Giancarlo Ioppolo, productor mundial de la muestra durante el armado de la misma.

“No tengas miedo, abre tu corazón, abre las puertas a Cristo”, fueron las palabras.

“La exposición busca dar ese mensaje de paz de Juan Pablo II y es un homenaje a lo que hizo durante su pontificado”, explica Ioppolo, en pleno apertura de las cajas que traen las piezas, tarea que realiza junto al curador de la muestra, el cura polaco Andrzej Nowobilski, director del Museo de la Arquidiócesis de Cracovia.

Esta exposición se vio envuelta en la polémica días atrás, cuando el cardenal Jorge Bergoglio calificó de “escandalo” el hecho de que se arancele la entrada (tiene un valor de 50 pesos) para acceder a las reliquias del Papa, por lo que desautorizó su realización.

Ante esto, Ioppolo aseguró que para ver estos mismos objetos en el museo polaco de Cracovia hay que pagar entrada y mencionó, además, que el ex secretario de Juan Pablo II, el hoy cardenal Estanislao Dziwisz, dio su bendición a esta exhibición.

Todos los objetos fueron donados en vida por el mismo Lolek -como lo llamaban al Papa cariñosamente- al Vaticano y a la Arquidiócesis de Cracovia, que actualmente posee una colección de mil piezas.

Conocido como el Papa viajero, realizó visitas a 129 países, hizo 104 viajes pastorales fuera de Italia y 146 por el interior de ese país.

Al conocerse la noticia de su muerte, el 2 de abril de 2005, más de tres millones de peregrinos rindieron homenaje a Juan Pablo II, e hicieron hasta 24 horas de fila para poder acceder a la basílica de San Pedro.

La Argentina lo recibió en dos oportunidades: en 1982, en plena Guerra de Malvinas, cuando dio una misa en el Monumento a los españoles para 700.000 personas, y en 1987.

“Juan Pablo segundo, te quiere todo el mundo” fue la frase que escuchaba a su paso por todo el país cuando visitó Bahía Blanca, Viedma, Mendoza, Luján, Córdoba, Rosario, Tucumán, Salta, Corrientes, Paraná y Buenos Aires.

Comentarios

Ingresa tu comentario