51 años del rock porteño: su rica historia

51 años del rock porteño: su rica historia

Escriben Julieta Di Carli y Julieta Pisera

(CABA) El rock nacional ha mutado por varios estilos y etapas hasta llegar a cumplir las bodas de oro, y logró preservar el género que se instaló para siempre en nuestras tierras. Para hablar de los cambios que ha vivido a lo largo de sus 51 años, hay que conocer un poco de sus orígenes. Compartieron su historia referentes de las bandas Los Gatos, Almendra, Manal, Vox Dei, El Reloj y Los Abuelos de la Nada.

Los orígenes del rock de Argentina se remontan a la segunda mitad de la década de 1950, cuando llegaron bandas de rock and roll estadounidenses, parte de la explosión cultural internacional del momento. Nuestro país, en especial la juventud, se sumó a la movida sociocultural mundial. El cantante y bajista Eduardo Frezza, fundador de El Reloj, una de las bandas pioneras del Heavy Metal argentino, opina al respecto: “ese movimiento internacional se traía por dentro. Era un movimiento de libertad.. libertad interior”, y agrega sobre la consolidación con nuestro idioma: “venía de afuera lo que nos gustaba, entonces estaba todo en ingles, inclusive al principio cantábamos en inglés. El español nace en La Perla de once con Litto Nebbia con Los Gatos y esa famosa canción “La Balsa”. También
Manal..”.
Manal fue la banda liderada por el cantante y baterista Javier Martínez, quien ignoró la idea de que el español era “grasa” para cantar, y creó las primeras canciones fieles a nuestro idioma, y al respecto destacó: “Hay que reconocer el pionerismo absolutamente respetable, y me saco la gorra de verdad, de los mexicanos”, sin embargo: “la vuelta de tuerca argentina fue componer nuestros propios temas”.

j-javier_martinez
Javier Martínez

Si bien no fue la primera banda de rock, The Beatles hizo de gran referente para la mayoría a la hora de componer canciones y hacer música “para jóvenes”, como afirman casi todas las voces de este análisis. Ciro Fogliatta, el pianista de Los Gatos, banda reconocida por muchos como iniciadora del género, cuenta cómo lo vivían: “El rock como movimiento cultural, con esa palabra, se empezó a usar en el año 67, 68 con los hippies en Estados Unidos donde nació el movimiento rock que abarcaba todo”, y compara: “Con Los Gatos pasó una cosa parecida en Argentina con lo que pasó con The Beatles a nivel mundial. Fue una banda que impulsó a otras”. Las distintas bandas se fueron sumando con variedad de instrumentos y bases musicales, y de esa manera escribieron la cronología del género nacional.
“No pensábamos mucho tampoco, no había mucho tiempo para pensar, hacíamos”, explica Kubero Díaz, guitarrista de La Cofradía de la Flor Solar, La Pesada del Rock and Roll y Los Abuelos de la Nada.
Otra etapa fuerte en la cultura y sociedad argentina, fue la dictadura cívico militar de 1976. Frezza recuerda la difícil época y dice que los represores: “tenían miedo de los rockeros, empezaron a perseguir a los músicos, y como éstos estaban tan reprimidos empezaron a través de las letras, con metáforas escondidas”. El baterista de Almendra y Aquelarre, Rodolfo García, agrega que esa horrible situación también era un impulso a seguir: “por un lado lo sufrías, y por otro tenías enfrente un enemigo visible y empezabas a desarrollar diferentes estrategias como para sortear todos esos escollos que te ponían por delante”.

Actualmente los músicos cuentan con nuevas herramientas y facilidades que permiten mayor difusión en menos tiempo. Frente a este “nuevo rock”, casi todos los entrevistados coinciden en que no hay grandes íconos ni figuras que se destaquen por sobre el resto de las bandas, como lo supieron ser Luis Alberto Spinetta, Charly García o Litto Nebbia. También, notan cambios en la estética y el mensaje que buscan transmitir. Willy Quiroga, fundador, bajista y cantante de la mítica Vox Dei, se sinceró: “la diferencia es que nosotros hicimos eso en un contexto donde vivíamos ese tipo de cosas, pretendiendo cambiar al mundo, y hoy en día ha cambiado tanto que los chicos se dan cuenta que el mundo los ha cambiado a ellos”.

j12

Willy Quiroga

Por su parte, Eduardo Frezza afirma: “se empezó a desvirtuar por las mismas compañías todo lo que es el rock, lo que era la poesía, la buena música, la calidad musical.”, y respecto a las letras completó: “los músicos empezaron a escribir más directamente, más social”. Willy Quiroga dice con pena: “desgraciadamente hoy hay muchas bandas que a mi me cuesta diferenciar uno de otro, pero no me gustaría que el rock fuera eso”. Por otra parte, Rodolfo García, que también fue Director de Artes de la Nación hasta fin del 2015, se muestra optimista:
“Yo creo que hay un rock que sigue rescatando todo aquello del rock de los inicios, tanto algunas bandas muy conocidas como las que recién están emergiendo. Creo que hay bastante del espíritu de aquella época, sobre todo en gente nueva”.

j-ciro_fogliatta

Ciro Fogliatta

Ciro Fogliatta también mira al futuro con una cara positiva: “a veces tiene que pasar un tiempo para que se asiente un artista”, y ejemplifica: “Gustavo Cerati de Soda Stereo por ejemplo, que era un gran músico pero ahora es un clásico, y yo creo que van a seguir saliendo”. Al mismo tiempo, el guitarrista entrerriano Kubero Díaz, que comenzó a rockear a los 15 años, tiene motivos para defender: “yo se que el rock está vivo, pasa que se destaca en los momentos de mucha crisis, crece una fuerza de una necesidad. Y la necesidad que le metió el sistema a los pibes ahora es la de figurar.”

j-kubero_diaz

Kubero Díaz

Al momento de dar un consejo para los nuevos rockeros, Kubero recomienda: “Vivir intensamente! Porque como dijo Tomás Eloy Martínez: No podes tocar lo que no viviste, nosotros teníamos 18, 19 años y salimos a la vida y que dios nos libre”, mientras recuerda que viajó por el mundo solo con su guitarra, remarca: “es la música la que hizo todo eso por mi. Si no vivís, si no rompes, si no cambias… el mensaje eterno de La Cofradía fue: lo único importante es cambiar”. A su vez, Javier Martínez, que tiene dos records mundiales por tocar mayor tiempo la batería, insiste en que: “Lo importante es que los valores eternos no cambien y permanezcan, y que mejore lo demás”.

Por su parte, Frezza destaca que: “hay que mirarse para adentro y buscar la fuerza interior que es lo que te va a dar la pasión por lo que estás haciendo, si no te vas a entregar a cualquier negocio turbio que ande por ahí… porque esa pasión es superior a cualquier transa humana de cualquier tipo”.

j13

Eduardo Frezza y Rodolfo García

Rodolfo García aconseja con seriedad: “aprovechar todas las armas que están al alcance de todos para formarse como músicos. hoy hay un montón de facilidades que en nuestra epoca no existian, desde métodos de enseñanza que son más modernos y más ágiles no como antes que te enseñaban teoría por un lado, el instrumento por el otro, solfeo por el otro.” También les pide a los jóvenes: “no creer en ese mito de los que dicen que si estudias después para tocar sos frio. y por otro lado, abrir la cabeza a escuchar todo tipo de musica, por mas que uno sea fanático de un género. no cerrarse frente a uno solo, porque esta bueno entender músicas de cualquier género y país, porque de todo se aprende, se saca algo, se nutre”.