Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

1,2 millones de trabajadores de la ciudad llegan desde GBA

La cifra viene creciendo en los últimos 20 años. Y la mayoría de los trabajadores que vienen desde provincia ganan menos que los porteños, según un informe de la Ciudad. (CABA) De lunes a sábado, 1.204.533 trabajadores del Gran Buenos Aires ingresan a la Capital en trenes, colectivos o autos en viajes que pueden insumir una o dos horas para dirigirse a sus trabajos ubicados en la Ciudad de Buenos...

La cifra viene creciendo en los últimos 20 años. Y la mayoría de los trabajadores que vienen desde provincia ganan menos que los porteños, según un informe de la Ciudad.

Retiro-blanquean-formaciones-DIEGO-WALDMANN_CLAIMA20130416_0050_14

(CABA) De lunes a sábado, 1.204.533 trabajadores del Gran Buenos Aires ingresan a la Capital en trenes, colectivos o autos en viajes que pueden insumir una o dos horas para dirigirse a sus trabajos ubicados en la Ciudad de Buenos Aires. Y luego otro tanto para volver a sus casas del conurbano bonaerense.

Es un número que equivale a casi la mitad (47,7%) de los puestos de trabajo porteños, y que está en aumento ya que, en los últimos 20 años, esa participación estuvo entre el 40% y el 45%. Durante la crisis de 2002, por el desempleo, bajó al 36%, pero alcanzó el 48,8%, a fines de 2011, de acuerdo a los datos de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires.

La mayoría de esta gente gana menos que sus pares porteños, registran mayor informalidad, ocupan puestos de menor jerarquía y son mayoría en la construcción y entre el personal doméstico.

“Los residentes del conurbano ganan en promedio un 16% menos de lo que reciben sus pares que viven en la Ciudad”, dice el informe.

Así, se puede decir que gran parte del conurbano es un “gran dormitorio” que provee de mano de obra más barata y de menor calificación a una ciudad que tiene 2.525.227 personas ocupadas. En proporción a la superficie o población, supera largamente a los 3.700.000 empleos que hay en el Gran Buenos Aires.

En cambio, son muy pocos –227.000 o el 6,2%– los porteños que van a trabajar al conurbano.

Estadísticas y Censos aclara que el mercado de trabajo de la Ciudad es una parte del que corresponde a toda la región metropolitana. Y que la estructura productiva genera una cantidad de puestos de trabajo superior a la que pueden ocupar sus habitantes. “Eso determina que la demanda de trabajo local, sobre todo en lo que se refiere a puestos de trabajo de menor calificación, necesite de mano de obra extracomunal ”. En otras palabras, la Ciudad se encuentra en un área que excede su jurisdicción política.

El costo de la vivienda es uno de las grandes factores que obliga a refugiarse en el GBA por los altos valores de los alquileres o la propiedad. A eso se agrega en los últimos años el incremento de los asentamientos.

No obstante, hay una minoría que se desplazó a los barrios cerrados y “countries” ubicados en el conurbano y desarrollan sus actividades en la Capital, ahora con un gran trastorno por la saturación de las autopistas y embotellamientos. Por esa razón muchos están volviendo a vivir a la Ciudad.

El informe estadístico porteño dice que, entre los residentes del conurbano, se observa una “preponderancia de los puestos de trabajo de menor calificación (no calificados y operativos)”. Y agrega que las características de estos ocupados del GBA respecto de sus pares porteños son: Predominan los varones (66%) contra las mujeres (34%).

Trabajan en promedio más horas que los porteños. Un 34% trabaja más de 46 horas semanales contra un 28% de los porteños. Si se agregan las horas de viaje, la jornada se prolonga a más de 12 horas.

Registran mayores proporciones de empleo “en negro”. Uno de cada cuatro asalariados del GBA que trabaja en la Ciudad está en la informalidad, contra uno de cada seis entre los residentes porteños.

Los del GBA son amplia mayoría en algunas actividades porteñas. El 88% de los empleos de la construcción son de trabajadores que viven en el conurbano. Y el 66% del personal doméstico. Eso suma unos 250.000 empleos.

Disponen de menor nivel de educación. Por ejemplo, los universitarios son el 12% de los residentes del GBA que trabajan en la Ciudad, mientras entre los porteños alcanza al 31%.

El 75% de los empleos operativos está ocupado por gente del GBA, contra el 65% que corresponde a los residentes en la Ciudad.

De los 2,5 millones de empleos en la Ciudad, el grueso –1,7 millones– son servicios y comercio, otros 350.000 son actividades del transporte, comunicaciones y servicios de agua, gas y luz, casi 200.000 están en la construcción y 250.000 en la industria. El año pasado, hubo un descenso de los empleos en la construcción, servicio doméstico, y en actividades de recreación y entretenimiento. En tanto en el GBA, casi el 40% de los asalariados se desempeñan en la informalidad o “en negro”.

Fuente consultada: Ciudad

Comentarios

Ingresa tu comentario